Todo no es el precio

¡¡ESTAFAS!!

En nuestro afán por la protección contra incendios, hemos de informar que no todas las empresas de “protección contra incendios” son lo honradas que deberían ser. Sobre todo por qué los incendios violan el derecho a la vida. Los equipos contra incendios, cualquiera de ellos (Extintores, BIES, Detección, Rociadores) están pensados para proteger la vida de las personas, prioritariamente.

Existe una serie de “mal llamados profesionales”, de este gremio, que obviando esta prioridad (la vida de las personas), cuando hacen el mantenimiento de un equipo o sistema, se limitan a poner una pegatina, sin realizar ninguna comprobación al equipo o sistema. Confían en que, en caso de incendio, funcionará.

Nuestra vasta experiencia (más de 30 años) nos ha demostrado que no siempre ocurre así. Un mal mantenimiento conlleva el riesgo de que cuando haga falta el Equipo o Sistema, este no funcione. Poniendo en riesgo al ser humano, sus bienes y propiedades.

Es lamentable que por ahorrar unos pocos euros no tengamos la tranquilidad de tener equipos contra incendios en perfecto estado de funcionamiento (por lo que pueda pasar).

Como muestra basta un botón. Estos rociadores estaban instalados en un comercio de un Centro Comercial. ¿Cuántas personas habrían muerto en caso de que hubiera habido un incendio?

¡¡¡ROCIADORES SIN TUBERÍA, QUE NO TIRAN AGUA!!!

Que desfachatez.

Departamento Técnico